compassion-EdI

CÓMO LLEGAMOS A LA GRAN VIRTUD DE LA COMPASIÓN

En la INTELIGENCIA EMOCIONAL tenemos la inteligencia intrapersonal  y la interpersonal.

La intrapersonal se construye a través del autoconocimiento, automotivación  y la autorregulación emocional. Y la inteligencia interpersonal se construye a través de la empatía y las habilidades sociales.

La inteligencia emocional intrapersonal se manifiesta a través de los estímulos que se movilizan a través de una visión a largo plazo, y una meta a corto plazo; que para alcanzarlos necesitamos utilizar unos entornos, ambientes, conductas, capacidades, creencias, virtudes, valores y principios que se manifiestan mediante los pensamientos y las emociones cuya respuesta son los sentimientos que pueden ser positivos o negativos, entre los positivos tenemos autoestima, amor propio y entre los negativos tenemos el victimismo, resentimiento y culpabilidad.

En la inteligencia emocional interpersonal tenemos como hemos dicho la empatía y las habilidades sociales, que se construyen a base de tener un autoconcepto positivo de uno mismo, parámetro de la conducta social, tomar conciencia del desconocimiento de las habilidades sociales, de las creencias limitantes y etiquetas que ponemos a los demás, como de la comunicación, asertividad, resolución de conflictos, el afecto o gestión de las emociones con los demás, dar felicitaciones y críticas a los demás. Todo lo anterior se manifiesta en los sentimientos negativos como son: envidia, celos, mentira ,acoso, síndrome del quemado. Y además también sentimientos positivos como son : amor, plenitud, alegría compartida y COMPASIÓN.

¿Qué es la compasión?

Es el LIDER DE LOS SENTIMIENTOS POSITIVOS, o el CAPITAN GENERAL del ejército de los sentimientos.

Para ello es necesario haber trabajo la “AUTOCOMPASIÓN”, que es “la capacidad de aceptarme tal y como soy” es tener esa comprensión, aceptación y perdón (CAP), es una fuerza muy poderosa que me ayuda a cambiar y que nos proporciona seguridad y claridad, y que nos sirve para motivarnos, y mejorar nuestra salud y bienestar y nos favorece a conexión con los demás disminuyendo nuestro egoísmo y transformando el sufrimiento en oportunidades de aprendizaje y cambio. Nos hace más resilientes y perder el miedo al fracaso, además nos ayuda a gestionar el estrés y superar depresión, ansiedad y otras enfermedades . Y ser autocompasivo va hacer que sea más feliz, que gane confianza, autoestima, creatividad, curiosidad por aprender y gratitud.

Tenemos que tener cuidado con los demonios de la autocompasión como son la autolastima, no llorar, quejarnos, criticar y condenar a nosotros mismos como a los demás, sentirnos culpables, no aceptar los errores ni el fracaso y prejuzgarnos.

Después de haber trabajado todo lo anterior, llegamos al mayor objetivo de los sentimientos que es la COMPASIÓN.

La COMPASIÓN es un sentimiento positivo que se produce al padecer a alguien y que nos impulsa a aliviar su dolor o sufrimiento e incluso a superarlo, mediante la percepción y compenetración.

La compasión es un trato de” igual por igual” y no sentirse superior ni inferior a nadie, si nos sentimos superiores a los demás eso significa “Piedad”, y no es compasión sana.

Cuando no tenemos esa conducta compasiva con las personas son conductas de indiferencia o crueldad frente a los demás.

“CUANDO DESARROLLAMOS LA COMPRENSIÓN Y EL ENTENDIMIENTO DE OTROS NOS PUEDE TRAER LA TRANQUILIDAD Y LA FELICIDAD QUE BUSCAMOS”

 

Javier Mañero Moreno
Director de Escuela de Inteligencia
Coordinador de los CURSOS DE COACHING, INTELIGENCIA EMOCIONAL, PNL de la Universidad Nebrija.
Y coordinador de los Masters de Inteligencia emocional, neurociencia y pnl educativo, Coaching Liderazgo empresarial y Social de IUNIT.

No Comments

Post A Comment